Formas de ahorrar en la factura de la luz con persianas

Comparte

Cada vez son más los gastos fijos que tenemos a final de mes: la hipoteca, el teléfono, el coche, la factura de luz y gas natural, etc.  Además, con el constante incremento en los precios en las facturas de luz y gas natural muchas familias buscan las mejores opciones para ahorrar y reducir su consumo eléctrico.

Una de las mejores opciones consiste en el aislamiento térmico de la vivienda; de esta manera, consigues una disminución al máximo del consumo energético y un ahorro en la factura doméstica.

Persianas de casa

Utilizando de forma correcta las persianas y ventanas podemos ahorrar entre un 10% y un 20% de nuestro consumo energético. Es muy importante escoger bien las persianas de la casa según las necesidades de luz que tenga cada habitación.

  • Si una habitación necesita mucha luz, te aconsejamos poner persianas que dejen pasar la luz.
  • Si cuentas con doble ventana: mantén las persianas levantadas en invierno para que entre la mayor cantidad de luz y calor posible y evitar encender al máximo la calefacción.
  • Si no dispones de doble ventana: intenta bajar y subir la ventana dependiendo de la luz solar; así proteges el cristal de una alta exposición al frío y la habitación no acumulará tanto frío.
  • Verano: baja las persianas por la mañana temprano, para que no se acumule tanto el calor. Así evitarás utilizar el aire acondicionado al máximo.
  • Áticos abuhardillados: el tejado es la parte de la casa con más calor; por ello, en las buhardillas con una ventana recomendamos situar una persiana que reduzca la entrada de luz.

Persianas de tu casa

Mejora el aislamiento térmico de tu hogar

Un correcto aislamiento térmico del hogar pueden reducir hasta un 40% la factura de la luz. Este aislamiento evita la pérdida de temperaturas y las mantiene estables dentro de la casa, logrando un menor gasto energético para calentar o enfriar la vivienda.

Hay muchas maneras de mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda. Por ejemplo, utilizando las persianas y ventanas correctamente puedes ahorrar hasta un 20%.También se puede aislar la vivienda desde su creación colocando espuma, placas o paneles que recubran las paredes. En definitiva, un correcto aislamiento térmico de tu vivienda puede llevarte a un ahorro en las facturas de luz y gas natural.

Ahorra energía eléctrica aprovechando la luz natural

Algo tan fácil y sencillo como subir la persiana y abrir la ventana al levantarnos nos permite ahorrar en la factura de la luz.  Otras costumbres que nos pueden ayudar a disminuir el gasto energético son: abrir las persianas y cortinas mientras haya luz solar, encender la luz solo cuando sea necesario, apagarla cuando no haya nadie, etc.

Ahorra energía eléctrica aprovechando la luz natural

Por otro lado, es muy importante elegir bien las cortinas; la mejor opción son las cortinas de telas traslúcidas y ligeras. Si pintamos la casa, es opta por colores claros para techos y paredes; estos aumentarán la luminosidad del hogar. Por último y no menos importante, la ubicación de la casa. El gasto es menor si la casa está orientada al sur, si da por completo al exterior y si no está rodeada de edificios altos.

Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *